Gracias sean dadas al Buen Dios y ¡Gracias sean dadas a todos vosotros! Una nueva parroquia en el corazón de África, con sagrario y la presencia eucarística de Nuestro Señor.

UNA GRAN NOTICIA
Sep 15, 2023

Queridos amigos de la misión.

Ante todo quisiera, una vez más, renovar mi agradecimiento a todos los que nos estáis ayudando a la construcción de la iglesia de Diabio – una de las comunidades que pertenecen a la parroquia de San Pedro y San Pablo de Naandi -. Tenemos confianza – si nos siguen llegando los donativos -, que estará terminada antes de finales de años con todo su mobiliario interior (bancos, etc…).

Pero también os escribo para compartir con vosotros una extraordinaria noticia, fruto de la construcción de la iglesia de Diabio.

Hace dos días el obispo de Yambio ha proclamado solemnemente con un decreto que gracias a la edificación de la iglesia ha erigido a Diabio como parroquia independiente de Naandi.

Gracias sean dadas al Buen Dios y ¡Gracias sean dadas a todos vosotros! Una nueva parroquia en el corazón de África, con sagrario y la presencia eucarística de Nuestro Señor.

https://rurugene.com/add-posttypearticle-656

Edificar la Iglesia

16 de noviembre de 2022

Queridos amigos de la misión.

“Id por el mundo entero y anunciad el evangelio, bautizando… el que crea y se bautice se salvará…” (san Marcos 16, 15-18).

Con enorme alegría os anuncio que hemos completado ya tres iglesias enormes en Sudán del Sur: Naandi, Andari y Baragu.

Además, como bien sabéis hemos construido un gigantesco dormitorio para 170 seminaristas menores, con sus literas traídas de Uganda; agua corriente, baños…

Entre otras muchas obras, hemos reconstruido la escuela primaria “Santa Teresa” y la escuela secundaria

“San Pedro y San Pablo” de Naandi y renovado totalmente la casa curial de la parroquia.

Hemos construido la iglesia del hospital de Naandi en la que se celebra la Santa Misa todos los lunes.

También hemos reconstruido la capilla de Mupoi (la primera misión que fundaron los padres combonianos en 1912) y el dormitorio para las postulantes.

Todas estas obras están ya terminadas completamente y los pagos al día. Gracias a todos con todo mi corazón en nombre de los que conformamos la gran familia de la Fundación Misión de la Misericordia. ¡No es poco lo construido en menos de tres años!

Queremos empezar un nuevo proyecto, una nueva iglesia, para la gloria de Dios y la salvación y santificación de las almas.

La iglesia de la nueva parroquia de Jabio

Jabio está ubicado dentro del término de mi parroquia de Naandi, pero por estar tan lejos y situada en un

cruce de caminos estratégico, el señor obispo, Mons. Eduardo Hiiboro Kussala, ya ha creado la cuasiparroquia de Jabio.

Cuando llegué a estos lugares recónditos de África, les hice una promesa – a modo de desafío – a estas gentes, que con tanto ardor me pedían construir una iglesia. Les dije:

“Si la comunidad donáis el terreno y aportáis todos los ladrillos necesarios para la construcción, fabricados con vuestras manos, yo os prometo construiros la iglesia”

Me parecía un desafío prácticamente imposible de cumplir para gentes tan pobres…

Cual no ha sido mi sorpresa al ser informado por los catequistas y el consejo parroquial, que, por fin, han logrado completar la cantidad estimada por los ingenieros: ¡¡200,000 ladrillos!! Como lo estáis oyendo, ahí es nada, amasados y cocidos con sus propias manos… Han tardado tres años, pero lo han conseguido.

Ahora nos toca a nosotros hacer nuestra parte. El coste total del proyecto, con los bancos de la iglesia incluidos cuesta 160,000 €.

El pago inicial para comenzar la obra son 60,000 €. Después se realizarán los dos pagos restantes, uno a mitad de la construcción y el tercero al final, cuando el proyecto esté totalmente concluido.

Aquí tenéis los datos de la cuenta de la Fundación Misión de la Misericordia para que podáis hacer vuestros ingresos. Como la mayoría sabéis, la Fundación es una institución reconocida legalmente por el Ministerio de Asuntos Sociales de España y, por tanto, a quién lo solicite, le puede emitir el correspondiente certificado para la desgravación de Hacienda.

El tiempo estimado para la ejecución de la obra es de un año. Teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de los materiales de construcción vienen de Uganda.

Os adjunto al final de esta carta algunas fotografías que muestran las diferentes obras que ya hemos concluido para la gloria de Dios y para edificar la Iglesia. Se acerca un nuevo tiempo de Adviento y Navidad, que manera tan bonita de colaborar a que el Niño Dios pueda nacer y quedarse para siempre en un nuevo sagrario de la tierra. Entre todos podemos hacer posible que se renueve entre nosotros el milagro más grande, que: “el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros…” (Jn 1:14) en el sagrario de la iglesia de Jabio. ¡Dios os lo pague!

Os dejo a todos en el entrecruzar de los brazos de Nuestra Señora Santa María, Señora del Adviento, esperanza de la Iglesia la que nos regala con San Jose al Emmanuel en cada Navidad.

Os bendice de todo corazón y reza por vosotros ante el Sagrario de la misión.

Padre Christopher